RECIEN NACIDOS

El mejor momento para fotografiar a un recién nacido es entre sus primeros 5 y 14 días de vida. Pasadas estas dos primeras semanas, el bebé va abandonando su postura fetal, está cada vez más despierto y atento a los estímulos que le rodean, haciendo más difícil manejarlo y colocarlo en diferentes posturas. Además, su piel empieza a descamarse, pueden aparecer los primeros cólicos o gases y algunas imperfecciones como el acné del lactante.

En el caso de bebés prematuros, el desarrollo es diferente y sí que se puede realizar la sesión más tarde. En ese caso, la prioridad es la salud del bebé y debemos esperar a que coja su peso.

Esta sesión se hace en mi estudio en Coyoacan.

© 2018 by Zuzana Muller

  • Facebook Grunge
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now